Divorcio express con hijos y sin bienes por 460€ todo inlcuido

Divorcio con hijos: más fácil con el Divorcio Express

El Divorcio supone el fin de la convivencia de la pareja, y tomar esta decisión se hace todavía más difícil cuando en la pareja existen hijos menores o incapacitados. A las dificultades emocionales de un divorcio con hijos menores, se suman el verse inmerso en un farragoso proceso judicial. La solución más acertada es seguramente que los cónyuges acudan al procedimiento conocido como DIVORCIO EXPRESS.

Ventajas del Divorcio Express cuando hay hijos menores

  • Es  un procedimiento rápido y económico si lo comparamos con un procedimiento contencioso. El divorcio de mutuo acuerdo (Express), exige que exista previamente acuerdo entre las partes para disolver el matrimonio y fijar con respecto a los hijos menores un régimen denominado convenio regulador.
  • La existencia de este tipo de convenio, al haber sido fijado de común acuerdo entre los padres, facilita en el futuro que sea más probable que se cumpla el mismo.  Este convenio que se presenta junto con la demanda (petición) de divorcio, contiene entre otros términos, el cuidado de los hijos sujetos a la patria potestad, cómo se ejercerá ésta, el régimen de comunicación y estancia de los hijos con el padre que no viva habitualmente con ellos (esto es, vacaciones, fines de semana, etc.), cuantía de la pensión con la que ha de contribuir a los gastos y manutención de los hijos menores el padre con el que no convivan.

Hoy en día en el divorcio con hijos menores, es frecuente que se pacte si se dan las circunstancias adecuadas el régimen de custodia compartida.

Por su parte cuando no hay acuerdo entre los cónyuges, y por tanto no acuden al procedimiento de divorcio express, hay que acudir al denominado divorcio contencioso, que es más lento alargándose en el tiempo, implica mayor gasto en abogados y procuradores, ya que pueden llegar a celebrarse varias vistas (juicios) y sobre todo, más estrés para los hijos menores,que incluso pueden ser llamados al objeto de ser oídos por el Juez o ser evaluados por un equipo técnico de especialistas. En cambio en el divorcio express,  las partes ya llevan prefijado el convenio y por regla general, si  éste tiene unos términos razonables y no supone perjuicio alguno para los menores, el Fiscal emite un informe favorable y  enseguida el procedimiento termina con la sentencia de divorcio. La sentencia que se dicta en este procedimiento contendrá los términos del convenio regulador.

Tramitación del divorcio express con hijos comunes

Tal y como se comenta en el punto anterior, para que pueda tramitarse el divorcio con hijos mediante un divorcio expresses necesario que exista un acuerdo entre los cónyuges que defina los términos en los que se producirá la ruptura y en qué situación se quedan los hijos.

Para poder tramitar su divorcio de mutuo acuerdo, primeramente debe comunicarnos sus datos mediante este formulario de contacto. Una vez que nuestros abogados hayan comprobado que su divorcio se puede tramitar de modo rápido (divorcio express), nos pondremos en contacto con usted por correo electrónico o telefónico para que nos envíe sus datos personales y un borrador de los términos que han acordado usted y su cónyuge para finalizar con el vínculo matrimonial, con el fin de que el abogado que le asignemos redacte formalmente esos acuerdos en un contrato denominado convenio regulador que, cuando se trata de un divorcio con hijos, deberá contener los siguientes puntos de acuerdo:

  • Atribución del uso de la vivienda y ajuar familiar. Es decir, se determinará, si es el caso, quién continúa residiendo en, hasta el entonces, domicilio conyugal (aunque este sea en régimen de alquiler) y cómo se repartirán los bienes integrantes del ajuar.
  • Pensión compensatoria. Se trata de una compensación económica que un cónyuge se compromete a abonar a otro, dado que el matrimonio pudo haber producido a este último un desequilibrio patrimonial, aunque la tendencia habitual en este tipo de divorcios es que las partes acuerden no establecer pensión compensatoria alguna.
  • El cuidado de los hijos sujetos a patria potestad de los cónyuges y cómo se ejercerá esta. En el convenio se establecerá el régimen de comunicación y estancia de los hijos con el progenitor que no viva habitualmente con ellos. Esto es, lo que habitualmente se denomina régimen de visitas. Se pueden incluir también cláusulas que regulen el régimen de visitas con los abuelos.
  • Pensión alimenticia, que se fije a favor de los hijos y que debe ser pagada por el cónyuge no custodio (el que no se queda con los hijos). Puede calcular de forma orientativa y no vinculante el importe con nuestra calculadora.

En la redacción de este convenio regulador cobra gran importancia la intervención del abogado, ya que lo que se pacte y se plasme en el convenio tiene valor de contrato entre las partes, y regulará no sólo la disolución del matrimonio, si no que puede repercutir posteriormente en las relaciones, tanto personales, como patrimoniales entre los cónyuges.

Por Internet circulan para su descarga numerosos modelos de convenios reguladores. El convenio regulador, por su trascendencia ya explicada, debe ser redactado de forma personalizada, atendiendo a las peculiaridades de cada caso concreto, ya que no hay dos divorcios iguales.

Debido a la transcendencia que cobran los puntos incluidos en el convenio regulador, y a las implicaciones posteriores con respecto a la custodia y régimen alimenticio, en divorcios-express.org, a diferencia de otras páginas web de divorcio, les solicitaremos que primeramente hablen de estos puntos entre ustedes, pero será el Abogado quien les asesore directamente en materia de régimen de visitas y de pensiones alimenticias, tratando de dar una solución realista y adaptada a las necesidades concretas de la familia. Por tanto, se tratará directamente con el abogado la cuantía de la pensión alimenticia – atendiendo a factores como los ingresos de ambos cónyuges, la situación patrimonial, las circunstancias personales y especiales, etc. – y el  régimen de comunicación y estancia de los hijos con el progenitor que no viva habitualmente con ellos, atendiendo a las peculiaridades de cada grupo familiar. Se estudiará, si así lo desean ambos padres, la posibilidad de un régimen de custodia compartida.

En todos estos casos el letrado realiza una labor, digamos de mediación, buscando la redacción de un convenio cuyas cláusulas satisfagan a ambos cónyuges, minimizando entonces, el riesgo de pleitos posteriores por incumplimiento de alguna de estas cláusulas, y procurando la total satisfacción de ambos cónyuges.

Esta mediación del Abogado, está incluida en el precio y será prestada de manera telefónica una vez nos hayan enviado el formulario de contratación de servicios.

Una vez que el abogado finalice la redacción de la demanda y del convenio regulador, los cónyuges deberán firmarlos enviarlos, junto con otra documentación que les será requerida, a nuestro despacho, que revisará de nuevo el convenio, la documentación anexa y las firmas para que no se existan problemas cuando el juzgado les cite para la ratificación de la demanda.
Una vez redactada, firmada y verificada la demanda y el convenio regulador, el procurador, que es el profesional que representa y actúa en nombre de las partes ante el Juzgado, presentará la demanda de divorcio.

Una vez admitida esta por el Juzgado, se citará a las partes a fin de que se ratifiquen en la demanda y en el contenido del convenio regulador, trámite que requiere la comparecencia personal de los cónyuges en el juzgado de la localidad del último domicilio común o en la localidad del domicilio actual de cualquiera de los cónyuges.
Formalizada la ratificación, el juzgado dictará sentencia de divorcio en la que se pronunciará también sobre el convenio regulador. Siendo lo más habitual que pasen entre 2 y 4 meses desde la presentación de la demanda de divorcio, aunque dependerá en gran medida de la carga de trabajo que tenga dicho juzgado.

Divorcio con hijos mayores de edad

Es habitual que los hijos mayores de edad, sobretodo si están estudiando en la Universidad o si se encuentran en situación de desempleo, sigan viviendo con sus padres y dependan económicamente de estos.

En estos casos se suele fijar una pensión alimenticia para estos hijos mientras sigan siendo dependientes económicamente. Este momento se suele fijar hasta que acaban sus estudios (por ejemplo estudios universitarios) o formación y/o estén en disposición de incorporarse al mercado laboral.

Cuando se acuerde el régimen de custodia compartida, lo habitual será que cada progenitor se haga cargo de los gastos alimenticios ordinarios mientras el hijo esté en su compañía, pudiendo establecerse un fondo común al que contribuirán ambos padres para sufragar los gastos extraordinarios.

Si no tienes hijos, o si son económicamente independientes, te contamos cómo sería el procedimiento en este otro artículo .

Si existen bienes gananciales puede incluir su liquidación, vea cómo en este artículo.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.3/5 (10 votes cast)

Divorcio con hijos: más fácil con el Divorcio Express, 4.3 out of 5 based on 10 ratings